Cs en los Medios

Entrevista a Inés Arrimadas: 'En Cataluña se ha roto el campo de juego democrático'

30-07-2017 | La Razón

La política nos recibe en el Parlament. Hay pleno. Abandona la entrevista para ir a votar y vuelve con una sonrisa. Está segura de que en la próxima conversación que nos conceda 'Cataluña no será ind

La mesa de su despacho está llena de papeles, bien ordenados en montones. Delante, otra pequeña mesa de reuniones muestra que se utiliza con más montones junto a notas manuscritas. En una repisa cuatro botellas de agua han sido consumidas durante el día. Los 35 grados y el vetusto edificio de la cámara catalana, difícil de refrigerar, lo justifican. Está preocupada por la situación. Critica la deriva independentista al tiempo que también dedica un rapapolvo al Gobierno central. Está cansada del 'monotema' y quiere elecciones para elegir un nuevo gobierno que ponga punto, y final, al proceso soberanista. Se considera española y catalana, a la par que andaluza y europea. Toda una amalgama de amores y 'no estoy loca'.

– ¿Se pasa más tiempo aquí que en su casa?

La verdad es que pasamos aquí bastantes horas, y si a eso le sumas las visitas al territorio y los contactos con asociaciones, la verdad es que queda poco para lo personal.

– ¿Qué opina de Carles Puigdemont?

(Silencio). La verdad es que como presidente no lo puedo valorar mucho, porque no ha ejercido. No lo puedo evaluar porque sólo se ha centrado en el proceso secesionista. No sé que opina de infraestructuras, servicios, sanidad, educación....¿Qué proyecto de país tiene? Es un presidente monotemático.

– ¿Junqueras es el hombre de estado y Puigdemont el que se enreda en el monotema?

Es increíble que Junqueras sea percibido como un hombre moderado, cuando propuso una huelga general durante toda una semana para alcanzar la independencia. Eso dice mucho de la radicalidad de Convergència. Su estrategia es nefasta. Lo único que consigue es engordar las expectativas electorales de Esquerra. La independencia no la conseguirán, pero van a conseguir que ERC hunda al PDeCAT entre la corrupción y el procés.

– Gabriel Rufián dijo que Ciudadanos es lo peor de la política.

Para mí es un elogio que este personaje diga que lo peor de Cataluña somos nosotros, demuestra que lo estamos haciendo bien. ¡Suerte que existe Ciudadanos!

– ¿En dos semanas, dos crisis de Gobierno y goteo de ceses? ¿Irá a más?

De consellers no creo. Ya han sido purgados. ¿Bajas en otros niveles? Seguro. Bajas técnicas se están produciendo, aunque no salen en la prensa. Tenemos un gobierno que hace dos cosas. Por un lado, silencia la discrepancia interna y, por otro, silencia a la oposición, silencia a los catalanes a los que nosotros representamos. Lo hemos visto con el cambio de reglamento. Quieren aprobar leyes sin discusión y sin enmiendas.

– Con este panorama, ¿se atreve a irse de vacaciones?

No vamos a salir de España. Estaremos en un radio de 10 horas en coche. Y a partir del 15, totalmente activa.

– Me lo pone fácil. Irá a Jerez.

(Risas). Sí, voy a ver a mis padres. Luego iré a Salamanca, a dar el pregón de las fiestas en el pueblo de origen de mis padres, que tiene 120 habitantes.

– Hace un año se casó. Este año no dará que hablar a la prensa rosa.

No, no. Serán vacaciones tranquilas. Este domingo cumplimos nuestro primer año de casados. Esto lo tengo muy controlado, porque soy una despistada para fechas de aniversarios y cumpleaños. Pero, mi aniversario ¡Sólo faltaría!

– ¿Que dicen sus paisanos de lo que pasa en Cataluña?

Sobre todo, me preguntan qué va a pasar y porqué hemos llegado a esta situación. Lo preguntan desde la incredulidad. Están sorprendidos. Y en sentido negativo.

– ¿Y en Cataluña?

Hay de todo. Desde los que te piden que no te canses, que no te vengas abajo, hasta los que te dicen “botiflera” -traidora-. Bueno, eso me lo dicen poco, porque no debo alcanzar el nivel de “botiflera”.

– ¿Se ha sentido intimidada en algún momento?

Para intimidarme a mí hay que esforzarse. Procuro pasar bastante de los improperios. A mí, personalmente, las intimidaciones no me afectan.

– Parafraseando al bolero, ¿se puede ser catalana y española, amar a estas dos personalidades, y no estar loca?

Por supuesto. Este es el sentir mayoritario en Cataluña. Lo dicen las encuestas, incluso las del Govern. Ciudadanos representa esta normalidad de ser catalanes, españoles y europeos. Y en mi caso, andaluza. En mi corazón caben muchas identidades. Y no estoy loca.

– ¿En sus momentos de ocio, estudiará la Ley de Desconexión o mejor alguna novela negra al estilo de 'Asesinato en el Comité Central', de Vázquez Montalbán?

(Risas) Ufff, tengo muchas lecturas pendientes. El trabajo diario no deja tiempo. Tengo previsto leer dos libros, la biografía de Macron, y otro de viajes, para subsanar mi asignatura pendiente, viajar a la India. Me encanta viajar, pero ahora es imposible. De momento, me contentaré con leer 'Una zona de oscuridad. El descubrimiento de la India', del Nobel de Literatura Naipaul.

– Dos años de líder de la oposición. ¿Qué es lo mejor?

La gente. Su cariño. Los que se te acercan por la calle, los que van a los actos. Los que te dicen en voz baja 'yo te he votado, sigue así'. Eso no tiene precio.

– ¿Y lo peor?

Cuando algún compañero ha sido agredido, o cuando ves como dejan las sedes. Cuando alguien por defender sus ideas es agredido, lo pasas mal.

– ¿Me dice que la revolución de las sonrisas ya no sonríe?

Nunca lo ha hecho. Un proyecto excluyente no es de sonrisas. Un proyecto contra la mayoría de catalanes, en contra del sentido común, que te hace elegir entre ser catalán o español, que nos llevaría fuera de Europa, que habla mal del resto de compatriotas..., esto, nunca fue una revolución de sonrisas.

– ¿Qué pasará el día 1-O?

Sabemos lo que no pasará: no habrá referéndum, con garantías, vinculante y reconocido internacionalmente. Eso es lo que no pasará. Si Puigdemont quiere cumplir con parte de su promesa, la de poner urnas, puede convocar elecciones.

– ¿No prevé que pueda haber movilizaciones?

Hay rumores de todo tipo. Y esto demuestra que cuando Junts pel Sí y la CUP dicen que se van a movilizar, dicen que saben que su plan no llegará a buen puerto. Los que defendemos las instituciones y la legalidad no tenemos este problema. Nos manifestamos en las elecciones, y queremos ganarles, con un proyecto ganador, que es lo que nunca ha hecho el PP y el PSC. Ahora estamos en disposición de ganar, sumando. Ganarlos en las urnas.

– Con Miquel Iceta se las tendrá duras en unas elecciones

Nos llevamos bien, aunque ya tuvimos lo nuestro en las pasadas autonómicas. Ciudadanos es el principal partido constitucionalista en Cataluña. ¿Colaboraciones en un futuro? Con todos los que sean constitucionalistas.

– ¿Se fía de Ada Colau?

Votar Ada Colau es una ruleta rusa. Ella es independentista y votó que sí el 9-N. Ha demostrado por sus hechos que no quiere que Cataluña forme parte de España. Pero, como sabe que su votante no es independentista hace determinados quiebros, pero votar Colau y Podemos en Cataluña es votar a un balón de oxígeno al independentismo, a Puigdemont. Cuando el independentismo cae, Colau, Carmena, o Iglesias le lanzan un salvavidas.

– Usted sí que va lanzada...

Las elecciones son la única solución. Llevamos mucho tiempo con elecciones cada dos años. Y esto tiene que acabar. Necesitamos estabilidad. En Cataluña se ha roto el campo de juego democrático, y la única manera de solucionarlo es cambiar de Gobierno. Un Gobierno limpio, sin corrupción, sensato, con un proyecto de reformas y no de ruptura, que piense en infraestructuras, sanidad, educación, que sea interlocutor con el resto de España y que lidere las reformas que necesita España, para mejorarla y no para romperla.

– ¿Y el Gobierno de España?

Hemos llegado hasta aquí porque además de los independentistas y el Gobierno de la Generalitat, que son los principales responsables de esta situación, el de España se ha equivocado muchas veces. No ha explicado las cosas bien. Se ha confundido cuando ha cedido con acuerdos bajo cuerda a cambio del apoyo en Madrid, no reformando el modelo de financiación, no haciendo infraestructuras. Es decir, el Gobierno de España ha acumulado un conjunto de torpezas porque no le dieron credibilidad al problema de Cataluña. Ciudadanos creció porque denunció esta situación. La renuncia a ser también Gobierno de Cataluña nos ha traído a este momento.

– Cuándo nos conceda la próxima entrevista, tras el 1-O, ¿Cataluña será independiente?

Está claro que no.

* Lee la entrevista en La Razón

 

Volver