C's en los Medios

Entrevista a Fran Hervías: 'Ciudadanos no está negociando la investidura'

07-08-2016 | OK Diario

Pese a los últimos gestos entre PP y Ciudadanos, los de Rivera mantienen sus posiciones de partida.

 

Pese a los últimos gestos entre  PP y Ciudadanos, los de Rivera mantienen sus posiciones de partida. No negociarán más allá de la abstención, y tampoco hablarán con Rajoy sobre un programa de Gobierno. Aunque la formación naranja decidió facilitar la investidura del candidato popular en segunda votación, insisten en que la responsabilidad de salir del bloqueo recae únicamente en el PSOE. 

 

En vísperas de que Rivera y Rajoy se reúnan para fijar posiciones sobre techo de gasto y Presupuestos, el secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías, apela a ambos partidos a salir de la “guerra fría” y anteponer el interés general a los partidistas. 

 

P.- ¿Cree que si su partido votase ‘sí’ a Rajoy, el PSOE se movería?

R.- Esa idea la veo de patio de colegio. Que un partido con una trayectoria tan importante como el PSOE diga que si mi amiguito del patio se abstiene, yo voto ‘sí’ porque me da vergüenza, queda poco serio. Eso es pensar más en intereses electorales que en España. Nosotros, en cambio, y a pesar de que Rajoy no es nuestro candidato, de que mantiene a Rita Barberá aforada, de los papeles de Bárcenas, nos abstendremos. Así que, señores socialistas, de ustedes depende que no haya terceras elecciones. Si las hay será únicamente culpa del PSOE. Son ellos los que tienen la llave de la gobernabilidad de España. 


P.- El Gobierno quiere negociar en un mismo ‘pack’ investidura, techo de gasto y Presupuestos… ¿Qué le parece esto?

R.– Ciudadanos no está negociando la investidura. El compromiso y el paso ya dado por el partido es a favor de la abstención, pero falta que ese mismo paso lo dé el PSOE, precisamente para que se ponga en marcha la investidura y se pueda trabajar para sacar adelante unos Presupuestos de Estado y marcar el techo de gasto. La importancia de ambas cuestiones son esenciales, pero ambas negociaciones se iniciarán cuando se logre desbloquear la situación y el PSOE asuma su responsabilidad para que podamos trabajar por los españoles.


P.- ¿No negociarán entonces nada antes de la investidura?

R.- Al PP le hemos dicho que nos tendrá a su lado en un pacto por España para defender la igualdad y la unión de todos los españoles, al que pedimos que el PSOE se sume,  y también para negociar los Presupuestos. Pero no tiene sentido sentarnos a negociar un Gobierno, cuando no está garantizado el cumplimiento de ese acuerdo. Que haya legislatura no depende de Ciudadanos, sino del PSOE, insisto. Ojalá fuéramos llave porque en ese caso, estaríamos forzando que se lleven a cabo reformas y proyectos. Pero no lo somos. 


P.- ¿Podría Ciudadanos utilizar el pacto en Andalucía para presionar al PSOE?

R.- Entendemos que son dos situaciones distintas y no sería justo mezclar la política nacional con un acuerdo de investidura que está dando sus frutos en Andalucía con la política nacional. Eso sería hacer trampas a la política. Y teniendo en cuenta la división interna del PSOE… a lo mejor a alguno le gustaría que se presionase a otros a cambio de algo. No vamos a entrar en sus problemas internos. En Andalucía se están consiguiendo logros que no ha habido en treinta años. Hace unos meses nadie pensaba que Chaves y Griñán pudiesen renunciar. Por eso, seguiremos apretando y trabajando para ir consiguiendo más hechos y realidades. El voto a Ciudadanos es un voto útil. 


“PP y PSOE, anclados en una guerra civil”

P.- ¿Se plantearían entrar en el Gobierno?

R.- Dijimos que Ciudadanos estaba dispuesto a entrar en un Gobierno constitucionalista con el PP y el PSOE, con una agenda y un calendario de reformas claro y consensuado con los partidos constitucionalistas. Pero el PP y el PSOE siguen anclados en una guerra civil incomprensible. 


P.- Si el PSOE decide entrar, ¿entrarían?

R.- Si el PSOE y el PP deciden formar un gobierno conjunto, Ciudadanos dará la mano para que ese gobierno exista y sea fuerte y se puedan llevar a cabo reformas. Pero PP y PSOE lo siguen descartando. Y además, para nosotros el señor Rajoy no representa lo que España necesita. Sí ha hecho una labor a la hora de afrontar la crisis y el rescate que sufrió España debido a la mala gestión del PSOE y el PP, pero no ha llevado a cabo ninguna reforma para modernizar España. Tiene que ser consciente de que su etapa ha finalizado. Creíamos que era el momento de que diera un paso atrás. 


P.- Pero no lo ha dado…

R.- Es cierto, a pesar de Bárcenas, de la corrupción, piensan que todo debe seguir igual. Y nosotros, de esta manera, no vamos a poder decir sí a un gobierno presidido por Rajoy. Pero por el bien de España tampoco vamos a ir a unas terceras elecciones. Pedimos el mismo gesto al PSOE. 


P.- ¿Temen unas terceras elecciones?

R.- Políticamente no, por la estabilidad del país, sí. ¿Durante cuánto tiempo vamos a estar con un Gobierno en diferido? Que no haya estabilidad política significa que no haya estabilidad económica. Es una muestra de falta de madurez política incomprensible. Los sondeos dan que Ciudadanos crecería en unas elecciones, pero somos los primeros que no las queremos. Es algo que se aleja una vez más de los cálculos electorales que hacen los viejos partidos. 

P.- ¿Se plantearían en algún caso la entrada en gobiernos autonómicos, como el de Madrid? 

R.- Por el momento no, pero sí es cierto que estamos preparados para gobernar. 


P.- ¿No lo descartan entonces?

R.- No lo descartamos. Por ahora no, pero Ciudadanos está preparado para gobernar. Es evidente que algún día nos tocará gobernar. 


P.- ¿Pero con el PP?

R.- Nuestro objetivo es ganar unas elecciones y gobernar. Estamos trabajando para que en cuatro años Ciudadanos pueda liderar gobiernos y nuestras políticas se puedan aplicar. 


“Es triste que el PP negocie con CDC”

P.- ¿Cree que ha influido su presión sobre el PP en que CDC no tenga finalmente grupo propio?

R.- A mi me provoca tristeza  ver que el PP acuerda con aquellos que quieren romper nuestro país. Se comprometieron a un grupo propio que significaba tres millones de euros, con un partido que quiere romper España. Estoy convencido de que ese acuerdo existió. Que Convergencia tuviera grupo propio es una interpretación chapucera del Reglamento. Y hay que recordar que fuimos el único partido que dijimos no, PP, PSOE y Podemos se abstuvieron. Me entristece ver cómo el PP sigue jugando con la unidad de los españoles. 


P.- Tienen por delante la campaña de las vascas y gallegas, ¿cómo las afrontan?

R.- Con ilusión y optimismo. Es una realidad que son las dos comunidades más complicadas para nosotros, por la idiosincrasia de la propia sociedad y las dificultades que tiene todo partido nuevo que se presenta por primera vez. Siempre hay incertidumbre. Pero si hacemos una extrapolación de los resultados de las generales de cómo han ido los últimos comicios, es evidente que existe una consolidación y una implantación de nuestro discurso y programa en ambas comunidades y eso nos hace ser optimistas. 


P.- Por qué le resulta complicado a Ciudadanos penetrar en estas comunidades?

R.- Por dos factores sobre todo. Por la gestión de los grupos humanos, que no es nada fácil. Una formación política nueva, aún sin recursos, sin gente profesional que pueda dedicarse al partido, sin canales de comunicación, sin jerarquía interna consolidada… Todo influye.  Y por otro lado, la situación política, el discurso que hay que afinar en cada territorio… Pero el cambio político que hay en España también se da en las autonomías. Nosotros no arrastramos ni hipotecas ni mochilas de la vieja política. Tenemos unos hechos que son reales y contrastables, y así nos vamos a presentar ante vascos y gallegos. 


“El adelanto nos perjudica “

P.- ¿Hubiesen preferido otra fecha?

R.- Según el día que me levante. Hay días que pienso que es bueno que se haya adelantado políticamente hablando. En esta inercia de campañas, la gente está con ganas y empuje. En Galicia hemos aguantado el tirón y según los datos podríamos tener grupo propio. Y eso es porque hemos consolidado votantes. Aunque es verdad que internamente nos ha perjudicado. Ejercemos la democracia interna para elegir candidatos y nuestros plazos requieren de tiempo. Por eso, hemos tenido que acortar los tiempos para elegir candidatos en apenas diez días. 


P.- ¿Atribuye a algún error los últimos resultados electorales?

R.- Somos autocríticos y ya dijimos que no estábamos satisfechos. En estas últimas elecciones, no hubo errores, como sí hubo en diciembre. Si que ha habido factores externos que nos han perjudicado, y no es excusa. La ley electoral en España no se acerca a lo que quiere la sociedad española. Por culpa de la suma de Podemos e IU, Ciudadanos ha perdido diputados. En Sevilla, por ejemplo, crecimos de un 13% a un 13,4%, pero en diciembre sacamos dos escaño y  en junio uno. Es un hecho que la ley electoral perjudica. En muchas circunscripciones nos quedamos a nada de un nuevo diputado. Con el Brexit, mucha gente indecisa que dudaba entre PP y Ciudadanos se fue al PP, por el voto del miedo. Si no fuera por ello, Ciudadanos tendría mucha más fuerza y, casi seguro, tendríamos un gobierno en España porque seríamos decisivos. 

 

* Lee la entrevista en OK Diario

 

Volver